Blogia
La casa de las opiniones

LA EDUCACIÓN Y EL OFICIO DE MAESTRO

         El oficio de maestro se encuentra a día de hoy en una problemática al tener que afrontar las diferentes situaciones que se dan en la escuela, y  también fuera de ella. Esta problemática es variada y afecta de diferente forma porque no sólo influye en la escuela, sino que también en otros entornos tanto familiares  como sociales que inciden directamente en la educación de los alumnos.

           

Frente a esta situación, podemos observar una serie de dificultades que afectan al oficio de maestro/a. Principalmente, las funciones del maestro son educar y enseñar, las cuales en mi opinión, desempeñan un papel primordial, gratificante y digno de admirar. Sin embargo, actualmente las competencias  que desarrolla el maestro en la escuela se han desacreditado progresivamente. De hecho, padres, madres e incluso sobretodo autoridades educativas afirman su desconfianza del oficio de maestro, ya que consideran que el maestro es menor profesional que otra persona que ejerce su profesión en otro trabajo, cuyos nivel de  estudios hayan sido similares o superiores.

Asimismo, piensan que el maestro es aquella persona que no ha podido acceder a un puesto superior, y que por esa razón se ha limitado a estudiar y ejercer este oficio. A mi juicio, otras de las razones que las autoridades educativas otorgan menos prestigio al oficio de maestro es la imagen social, la cual está relacionada con la forma que se controla y regula su tarea o actividad. Es decir, el oficio de maestro está sometido a determinados controles y regulaciones de tipo administrativo e institucional de una forma autoritaria. De este modo, las autoridades educativas prestan menos recursos a la educación primaria que a las enseñanzas más avanzadas. Y me pregunto entonces, ¿ si la educación primaria cuenta con una atención limitada e insuficiente, como se pretende que  los alumnos cuando accedan a cursos superiores se espere una formación sólida y sin lagunas? Esperan que con una formación, cuya base inicial ha sido incompleta o nefasta que es cuando se facilita la consolidación de conocimientos y aprendizajes, entonces cuando salten a ejercer la profesión adquirida en la sociedad, ¿ cómo será la sociedad? ¿ no se creerá que habrá la posibilidad de encontrar lagunas que si por el contrario se fortalece la formación inicial de la persona?. Yo pienso que si. 

 Y cómo último punto del análisis, hablaré sobre de que manera los maestros piensan con respecto a su propio trabajo. Los maestros quienes acaban de acabar la carrera universitaria y se disponen a entrar en el mundo laborar, sus ambiciones laborarles son muy grandes, pero normalmente estas acaban disminuyendo con el tiempo. Esta realidad, a veces difícil de creer se produce en algunos casos, pero no en todos. Existen maestros que se siente desvalorizados, sumisos e incluso reprimidos por la poca insatisfacción que generan especialmente en el ámbito social.  Aunque si que existe maestros de educación primaria especialmente que disfrutan desarrollando su profesión, aunque se afirma la necesidad de una formación continua ante la llegada de nuevos medios  e instrumentos pedagógicos. Para poner punto y final a este texto, y cómo colofón, me gustaría afirmar que para ser un  maestro debes ser un amante y enamorado de este oficio, el cual se caracteriza por ser un acto  claro humanizador. Por lo tanto, si disfrutas educando, sin duda esta tarea la llevarás a cabo.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Amanda -

Respecto al tema si me tocas un pelo te denuncio , te doy una paliza o te pincho las 4 ruedas del coche...los que tienen que meter mano son los jueces y endurecer el castigo merecido a estos "niños" delincuentes!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mª Angeles -

Hola!!! Cuando yo iba a EGB, recuerdo que había un respeto a los profesores que ahora creo que no existe.
Opino, que el problema radica en el entorno que hoy nos rodea: drogas, alcohol, violencia. Todo esto es lo que solemos escuchar ahora en los medios de comunicación. (también temas del corazón) no tenemos documentales, naturaleza, vida. los chicos de hoy viven movilizados e internetizados en" sexo" y paginas obscenas, ya no se juega en las calles, ni se comen pipas. Ahora nos vamos al local. Entre esto es importante destacar el tiempo que los jóvenes pasan con sus padres y familia es de -0
no tenemos tiempo ¿por qué? vamos contrareloj. Esta sociedad nos determina demasiado las pautas a seguir, y esto se nos va de las manos.
Respecto al tema si me tocas un pelo te denuncio , te doy una paliza o te pincho las 4 ruedas del coche lo podemos ver en muchos sitios relacionados con la educación lo que afecta a los alumnos y los maestros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres